fbpx

Volver a la página principal

¡Jugar! Motor del aprendizaje autónomo

"Jugar es crear, jugar es investigar, jugar es apasionarse por algo y no terminar hasta lograrlo"

Natalia Creche

Por Natalia Lorena Creche

Mi hijo ya esta por cumplir 8 años y sigue muy interesado en jugar. Observarlo me permite asegurar que el juego es el motor del aprendizaje y aquí cito a Andre Stern (autor del libro » Yo nunca fui a la escuela «), él mismo en una entrevista dice que no ha podido dejar de jugar a pesar de ser adulto.

Jugar es poner entusiasmo a lo que hacemos, jugar es conectarnos con nuestro lado mas creativo.

Me asombra como a mi hijo le apasiona lo que hace, él no diferencia si algo es más importante, él no tiene jerarquías en la elección de sus aprendizajes, es tan importante hacer un budín o preparar un desayuno cuando tiene hambre como investigar cuando algo le inquieta, esto hace que haga todo con entusiasmo y con mucho compromiso.

Quiero compartirte mis experiencias de como voy derribando tantos mitos mitos y creencias sobre el aprendizaje.

«Mi hijo tiene que aprender lengua, matemáticas, ciencias, si no le enseño no tendra interés…»

Cuando desescolarice a mi hijo tenía la idea que para que aprendiera determinados contenidos tenía que enseñarle determinadas asignaturas tal como lo establece la currícula escolar. Me puse a investigar y no conectaba con esa manera un poco dirigida y metódica de enseñar las cosas, a la vez que notaba que a mi hijo no le llamaba la atención todo esto. Él solo quería jugar me lo pedía todo el tiempo y se veía muy felíz.

El sistema educativo ha establecido jerarquías en el aprendizaje, haciendo énfasis en la lectura, en las matemáticas, en las ciencias, pero lo hizo dividiendo los contenidos y separando la información, ésto en mi experiencia es lo que dificulta a los niños su adaptación a la manera en la que el sistema sostiene que una persona debe aprender. Para un niño es casi imposible dividir su experiencia de su aprendizaje, las dos cosas suceden al mismo tiempo, y para que sucedan tan naturalmente deben sentirse motivados, entusiasmados e interesados por hacer ellos mismos aquello que luego se convertirá en un aprendizaje. Es como aprender a caminar, no les explicamos como deben aprender a caminar, ellos mismos cuando están preparados comienzan a intentarlo y lo hacen motivados porque ven a su alrededor a los demás hacer los mismo, cuando aprenden a hablar también es así, nos escuchan hablar y así de a poco mientras van pudiendo hacer las conexiones necesarias van pronunciando las primeras palabras. Con lo demás sucede igual, en un mundo donde existen carteles, letras, hoy por sobre todo, estamos plagados de publicidad, pizarras, volantes, celulares, habitamos en un mundo lleno de letras y palabras, es casi imposible pensar que no querrán incorporar tanta información, y seguramente la van incorporando sin que nos demos cuenta. Vivimos en la era de la información y la tecnología y está al alcance de todos, pensar en que una persona no aprenda es muy difícil en este contexto y con estas herramientas.

» Si solo lo dejo jugar todo el tiempo no le estoy enseñando a ser responsable..«

Aveces creemos que tenemos que enseñarles a nuestros hijos el sentido de responsabilidad porque es de la única manera que van a poder asumir algún desafío, y asi incorporar nuevos aprendizajes, pero esto sucede cuando por nuestras creencias no hemos podido acompañarlos en sus pasiones y en sus intereses, cuando le hemos impuesto y obligado actividades que ellos no se sentían motivados. Recuerdo que me costó mucho respetar el espacio de juego de mi hijo, para el era super importante que el juego no se moviera de su lugar hasta el día siguiente, en ese espacio donde habían autos, legos, plastilinas, pistas armadas, cajas, sucedían muchas cosas, en ese espacio de juego mi hijo entendía el mundo, ahí nacían charlas donde procesaba muchas vivencias.

Cuando el espacio de juego es respetado, el niño interioriza que su vivencia es importante, los niños van procesando muchísima información a través del juego. Muchas veces estamos muy apurados por adultizar al niño, hemos introyectado muchas creencias sobre el comportamiento humano que en realidad están fuera del eje de lo biológico y de lo natural. Hemos introyectado que para aprender hay que ser responsable, hay que estudiar, hay que sacrificarse pero esto no es así, para aprender el ingrediente más importante es la MOTIVACIÓN, necesitamos estar interesados y ese interés genera una motivación muy natural que nos lleva a poner el cuerpo para poder así incorporar aquello que nos inquieta, y cuando digo poner el cuerpo es porque con la cabeza solo no se aprende , podremos memorizar pero eso no tiene nada que ver con el verdadero aprendizaje. Si vamos a planos mas sencillos hemos aprendido recetas de comidas cuando hemos podido elaborarlas.

Hace unas semanas una prima le pidió ayuda a mi hijo, ella sabe que a el le encantan los dinosaurios y ha visto como en casa tengo muchos dinosaurios modelados en plastilinas, Vino a buscarlo y le dijo que necesitaba que la ayude a hacer un dinosaurio con materiales reciclados pero que no tenía muchos material. El día que tenía que ir a ayudarla se despertó recordando que ella lo hablaría, para él, ese pedido era muy serio, estamos hablando de compromiso, el asumió su compromiso con mucho entusiasmo, sintió mucha ilusión que un adulto le pidiese ayuda para hacer algo y confiara en él. Nos asombramos como sin dudar tomó los elementos que le servirían y lo armó ¡WUAU!, yo me preguntaba cuando perdemos esas ganas de hacer las cosas con excelencia y sin dudar. Esa creatividad que tanto intentamos motivar en las personas surge justamente de un ser conectado con sus pasiones.

¡JUGAR ES COSA SERIA!

Aprendizaje autónomo

Lauti creando un dinosaurio con materiales reciclados

Otra experiencia que me ha llamado la atención ha sido que estuvo casi dos días muy concentrado armando un sistema de automatización de bolitas. Se pasó mas de 6 horas armando, buscando piezas y llegando a la precisión justa en alturas y medida para que las bolas puedan pasar por el sistema.

Nadie le ha pedido que lo haga, ha tenido que atravesar mucho desafíos. Conseguir la cantidad de piezas que dieran las alturas, encontrar la precisión para que las bolas pasen los desafíos correctamente.

En más de una prueba no ha funcionado pero no ha perdido la constancia y el entusiasmo hasta lograr que el sistema funcionara. Muchas veces pensamos que los niños deben leer y repetir actividades hasta cansarse para poder aprender , pero no es así, un niño puede permanecer mucho tiempo por propia decisión cuando el interés es genuino, cuando ha emprendido con ganas un desafío. La motivación es el motor del aprendizaje.

aprendizaje autonomo

Lauty y su sistema de automatización de bolitas

En todas las experiencias que voy describiendo Lauty solo esta jugando pero jugar es algo muy serio para él, y cuando ese juego involucra algún nuevo descubrimiento me pide ayuda e investigamos juntos.

De grandes nos piden que seamos creativos sin embargo es justamente la creatividad la que se trunca en las primeras edades cuando se comienza a dirigir el aprendizaje y aún peor cada vez se acelera mas las edades donde comenzamos a darle contenido teórico a los niños forzando así el aprendizaje y abandonando el derecho a jugar que tienen.

¿Alguna vez te pusiste a pensar lo importante que es JUGAR?

¿Siendo adulto pudiste conectar con lo placentero que es JUGAR?

¿Le permites a tu hijo jugar libremente?

¿Te interesas por lo que le gusta a tu hijo? ¿Compartes con tu hijo sus intereses?

A mi me encantaría ver los niños jugando en las veredas y no absorbidos por el sistema que los llena de tarea privando el derecho a jugar que todo niño tiene.

SIGAMOS JUGANDO A SER NIÑOS Y DEJEMOS A LOS NIÑOS JUGAR.

¡¡QUE TENGAS UN HERMOSO DIA!!

Natalia Creche

Si lo sientes, comparte.
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

1
Leave a Reply

avatar
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
0 Comment authors
Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
trackback

[…] por no tener un entorno más cercano, recuerdo que he sentido tristeza al ver casi extinguido el juego en libertad de los niños, que es el lugar de socialización natural por […]