fbpx

¡Y llegó el gran día!
Mi hijo está aprendiendo a leer.

"Un niño al que no se le impone nada, y se lo deja jugar tranquilo, juega con entusiasmo, con curiosidad y eso lo lleva a aprender y a descubrir el mundo" André Stern

Natalia Creche

Por Natalia Lorena Creche

Hace unos días mi hijo a sus 7 años y 8 meses me ha pedido por primera vez que le enseñe a leer, ese día le explique como funciona el sonido de las letras, desde ese día todos los días nos sorprende leyendo algún cartel…

Ésta experiencia confirma lo que había escrito hace unos días en mi artículo anterior, donde decía que cuando mi hijo tuviese la necesidad y se sintiera preparado (neurológicamente y emocionalmente) para aprender a leer, me lo pediría.

Ha sido un poco difícil sostener ese pensamiento en el tiempo, me ha invadido la duda de si lo estaba haciendo bien, también me sentía un poco incómoda cuando al llevarlo a algún taller tenía que explicar que él todavía no sabia leer. Pero en un momento me jugué por lo que sentía, algo muy interno me decía que mi hijo estaba bien, que era un niño sano que solo quería jugar, en esos tiempos de dudas me llegó un video donde conocí a André Stern que es el creador del libro » Yo nunca fui a la escuela», si bien no tuve la oportunidad de leer su libro pero sí de escucharlo y mi asombro fue la similitud de lo que él sentía de niño con lo que mi hijo me había planteado el día que me dijo que su trabajo era jugar y que el había nacido para jugar.

También ha sido clave en este proceso el gran apoyo virtual que tuve en la Tribu de Madres conscientes y la constante inspiración recibida de Yvonne Laborda. Sin ese apoyo hubiese sido bastante más difícil sostener internamente esta manera de acompañar el aprendizaje tan diferente a los demás. Por momentos me sentía perro verde, pero como dije algo muy adentro me decía que íbamos por buen camino.

Sostengo que los niños están muy conectados y manejan una verdad interna que si somos capaces de validarlas, aunque nos cueste complacerlas, nos abren un abanico de preguntas que nos llevan a replantearnos tantas estructuras y creencias que hemos dado por válidas. Muchos de esos pensamientos que sostienen nuestro actuar y vivir cotidiano se alejan mucho de una vida conectada y plena, por eso son nuestros hijos los primeros en revelarse contra nuestra manera de vivir, pensar y actuar cuando no es coherente a sus necesidades.

Yo te invito a hacerte algunas preguntas:

– ¿Qué contenidos académicos recuerdas de la escuela?

– ¿Qué intereses tenías en tu infancia?

– ¿Recuerdas a que jugabas de niño y con quienes compartías el tiempo?

– ¿Has olvidado cuando descubriste algo por propia iniciativa?

– ¿Te gustaba leer?

Después de ir un poco hacia atrás en mi infancia descubrí que de la cantidad de horas que he pasado en la escuela me ha quedado la lectoescritura, las matemáticas y todas las actividades que tuve que organizar y ser parte de ella. Mucho contenido académico solo ha sido memorizado y eso se olvida rápido. Lo que realmente queda es aquello en lo que nos involucramos y somos parte.

Me encantaría que mi experiencia te permita conectar con tu hijo desde otro lugar, a revalidar el juego libre, a confiar en sus intereses y a acompañarlo en lo que más le gusta.

¡Nunca dudes de vos ni de tus hijos!

¡Cuando sientas una verdad interna, atraviesa tus miedos y cruza al otro lado, ahí esta la respuesta!

¡Feliz día!

Natalia Creche

Si lo sientes comparte
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

4
Leave a Reply

avatar
2 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
GiselaNatalia Lorena CrecheSilvana Espinosa Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Silvana Espinosa
Guest
Silvana Espinosa

Querida Natalia…siento una gran admiración por tus convicciones y si bien mi tarea se relaciona con el aprendizaje de los niños dentro del «sistema escolar » muchas veces me replanteo la necesidad de cambiar muchas cosas para acompañar a nuestros niños en ese DESCUBRIMIENTO….la magia de las letras y los números….la ciencia y la espiritualidad que nos hace seres ÚNICOS. Que lindas tus palabras de vida…Te sigo…escucho y aprendo…de eso se trata.
¡Adelante! Nos acompañamos y abrazamos para educar a nuestros hijos.

Gisela
Guest
Gisela

Me encantó Naty cuanta verdad sinceridad… lo bueno que lo compartís así otras mamas nos animamos a este cambio tan hermoso! Un abrazo