fbpx

Maternar sana

Maternar sana nuestro niño herido

Natalia Creche

Por Natalia Lorena Creche

No nos cuesta criar, lo que verdaderamente cuesta es conectar.

No nos cuesta criar, nos duele sentir a ese niño que fuimos llorando lo que no pudo llorar, pidiendo lo que no pudo pedir, necesitando lo que olvido necesitar, odiando lo que no pudo odiar.

No nos cuesta criar, nos duele volver a vernos en ese bebé, en ese niño, en ese adolescente que fuimos.

No nos cuesta criar, nos duele poner conciencia para dar lo que no recibimos. Nos duele volver a hacer lo que nos hicieron, nos duele equivocarnos.

No nos cuesta criar, nos cuesta equilibrar el sostén a nuestros hijos y el autososten a nuestro niño interior pidiendo por fin ser escuchado.

No nos cuesta criar, nos cuesta aceptar que la historia que nos contaron no es la que coincide con nuestro mundo emocional, crecimos conociendo el dolor de otros, pero muy desconectados de nuestro propio dolor.

No nos cuesta criar, nos cuesta aceptar que venimos años sin sentirnos verdaderamente, sin conectar con quien verdaderamente somos.

No nos cuesta criar, nos duele no poder seguir refugiados en ese traje que nos pusimos para agradar a mamá.

Cuando nacen nuestros hijos, junto con ellos renacen nuestras propias historias

Niño interior

El niño que fuimos habita dentro nuestro

Muchos de nosotros no hemos recibido el trato que realmente necesitábamos, a muchos nos han dejado llorar, nos han gritado, nos han pegado, nos han sermoneado, nos han hecho sentir culpables, nos han tocado sin nuestro consentimiento, nos han adormecido con comida y televisión.

Si de niños no hemos podido expresar el malestar que nos provoco todo esto, tuvimos que mandarlo a la sombra.

Cuando maternamos esa sombra sale a la luz, podemos apagarla, repitiendo con nuestros hijos lo que hemos aprendido, o podemos utilizarla para redescubrirnos y sanar viejas heridas, que aunque las neguemos estarán siempre dentro nuestro.

¡Te invito a detenerte en esos dias dificiles cuando sentimos que criar cuesta, te invito a mirar hacia dentro!

Abraza al niño que fuiste, dejalo expresar lo que necesite y veras como tambien podras maternar a tus hijos.

La única distancia que hay entre tus hijos y vos, es el dolor del niño que fuiste.

¡Maternar Sana!

 

Natalia Creche

Si lo sientes, comparte
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of